Autoescuela en Sant Gervasi Barcelona

Cómo hay que sentarse en el coche para evitar lesiones

Cómo hay que sentarse en el coche para evitar lesiones

on -

Coger peso del suelo flexionando la espalda, contestar al teléfono sujetándolo con hombro y cabeza, o utilizar bolsos bandoleras son algunas de las situaciones más habituales que producen dolores de espalda. Pero normalmente no nos damos cuenta de que tener una postura incorrecta al sentarnos en el coche puede también provocarnos molestias e incluso lesiones, además de suponer un posible riesgo en caso de accidente.

Conducir con una sola mano sujetando el volante y la otra sobre la palanca del cambio de marchas, asomar el codo por la ventanilla, llevar el respaldo demasiado recto o demasiado inclinado, son algunas de las posturas más habituales al volante. Con ellas muchos conductores buscan su mayor comodidad, sin saber que pueden estar provocando importantes problemas de salud. Además puede suponer también una multa, ya que no está permitido, por ejemplo, conducir sin sujetar el volante con ambas manos, o llevar el codo apoyado en el marco de la ventanilla.

Una buena postura en el coche significa conducir más relajado y también reducir el riesgo de accidente, por lo que antes de poner el vehículo en marcha hay que asegurarse de llevar una posición correcta.

Actualmente la mayoría de los vehículos disponen de asientos diseñados para que los conductores consigan una posición adecuada. Desde doppo by Zurich nos recomiendan, a la hora de colocar el asiento, comprobar que al pisar a fondo el embrague, mantengamos la pierna estirada, pero con la rodilla ligeramente doblada. En caso de tratarse de un vehículo automático la distancia la marcará la posición del volante. También tenemos que llevar una altura adecuada para que nada nos obstaculice la visión y nos sintamos cómodos.

Nuestra espalda debe ir lo más recta posible, manteniendo la comodidad, para poder maniobrar a la perfección. El reposacabezas debe estar justo detrás de nuestra cabeza para evitar los efectos negativos del latigazo cervical, en caso de accidente. Aunque el vehículo disponga de reposabrazos, no deberemos abusar de su uso.

A la hora de buscar la posición correcta de los brazos respecto al volante, la postura de los brazos influye directamente en los hombros y la espalda. Por eso, la altura ideal es aquella que une el centro del volante con nuestro cuello en línea recta. En cuanto a la distancia idónea, debemos comprobar si, con la espalda apoyada del todo, tocamos con la muñeca la parte superior del volante.

Para la colocación de los retrovisores tendremos en cuenta que lo ideal es que podemos tener el mayor campo de visión con el menor movimiento de cuello posible, evitando que sufran nuestras cervicales.

Además de llevar una postura correcta en el asiento, también es recomendable realizar paradas y bajar del vehículo si realizamos trayectos largos. Mover el cuerpo y cambiar la postura evita la fatiga.

Fuente: ABC

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies