Autoescuela en Sant Gervasi Barcelona

Consejos para el cuidado del coche en verano

Consejos para el cuidado del coche en verano

on -

El verano está a punto de llegar. Con el crecimiento de la movilidad, el cuidado del vehículo adquiere más importancia, especialmente debido a la época en la que nos encontramos. El calor puede afectar negativamente a nuestro coche si no se realizan las revisiones adecuadas. Y es que las altas temperaturas no solo pueden dañar el motor sino también otros elementos.

Según datos de la DGT, en el verano de 2019 1,3 millones de vehículos necesitaron asistencia en carretera, una media de 14.100 vehículos al día. La gran parte de las averías, un 35% serán del sistema de aire acondicionado o de climatización. Pero hay otras partes del coche sensibles a las altas temperaturas. Y por ello, os damos una serie de consejos.

Revisión completa del vehículo

Si bien es cierto que siempre es importante vigilar el mantenimiento de nuestro automóvil de forma periódica, en este momento adquiere una relevancia aún mayor. No solo porque el calor puede afectar a algunos líquidos como el nivel de aceite, el refrigerante… sino porque el largo tiempo de confinamiento ha podido afectar de alguna u otra manera a cualquiera de estos elementos.

Los neumáticos

Al estar en contacto con el asfalto sufren especialmente con el calor. Por tanto, en verano aumentan los pinchazos y reventones. Es imprescindible revisar la presión de las ruedas, especialmente si se va a realizar un viaje de largo trayecto. También es interesante saber que existen los neumáticos de verano. Pueden utilizarse en cualquier época del año, pero su diseño y características están formulados para mejorar el agarre, reducir la resistencia a la rodadura y permitir una conducción suave en periodos de tiempo donde no se produzcan lluvias, hielo o nieve.

Temperatura del motor

El indicador suele estar en el salpicadero, al lado del indicador de combustible –algunos coches modernos han prescindido de él. En frío, estará en la posición más baja, pero a los 5-10 minutos debería alcanzar la temperatura óptima (unos 90 grados).

Vigila que nunca alcance la zona roja si no quieres quemar el motor. Si lo hace,una solución de emergencia es poner la calefacción del coche al máximo posible, ya que así liberas calor del motor y evitas un mal mayor.

Frenos

Para detener el coche, las pastillas de freno rozan contra el disco. Esto genera calor y en verano las temperaturas que alcanzan son todavía mayores. Además, debido al calor exterior, es más difícil su refrigeración.

Estas circunstancias provocan que sea más fácil que los frenos se sobrecalienten. El coche frena mucho menos y se acorta la vida del líquido de frenos y los discos pueden deformarse. Para un buen mantenimiento de los frenos, en bajadas prolongadas, utiliza marchas cortas para pisar menos los frenos y evitar la conducción agresiva.

Aire acondicionado

El aire acondicionado en verano es prácticamente imprescindible. Uno siempre puede enfriar un poco el coche con algún truco casero como este, pero a la hora de la verdad un sistema de climatización en buenas condiciones es lo único que te salvará del calor. Así que si ves que en tu coche no funciona correctamente, échale un vistazo e incluso ve al taller a que te lo revisen.

Fuente: diariodesevilla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies