Autoescuela en Sant Gervasi Barcelona

Tres claves para saber la calidad de un neumático

Tres claves para saber la calidad de un neumático

on -

Como todos sabemos, el neumático es el único elemento del coche en contacto con la carretera, por lo que es el principal factor que determina la adherencia del coche y también uno de los principales elementos de seguridad pasiva. Hoy repasaremos tres factores clave en un neumático, que determinan en gran medida su calidad.

Un neumático está compuesto por varias partes: la carcasa, los flancos (lados) y la banda de rodadura (el dibujo). La calidad de estas tres partes es la que determina un buen neumático.

1) Rigidez de la carcasa del neumático

La carcasa puede ser más rígida o más flexible según el enfoque del neumático sea más o menos deportivo. Este es el primer factor: el neumático no debe ser ni demasiado blando ni demasiado rígido. Un neumático de carcasa muy blanda será más deformable y absorberá muy bien las irregularidades del terreno, pero a la hora de tomar las curvas y dirigir el vehículo perderá mucha precisión. Un neumático de carcasa extremadamente rígida garantizará un excelente guiado del vehículo pero repercutirá negativamente en el confort del vehículo.

Esta flexibilidad de carcasa afecta directamente a los flancos de las ruedas, que al doblarse al tomar una curva hace que se desgasten más por los bordes, “redondeando” la rueda y agravando la precisión en el guiado del vehículo, mientras que al no doblarse asegura perfectamente que la banda de rodadura, o el dibujo, están en pleno contacto con la carretera.

2) Funcionamiento en asfalto mojado

Otro aspecto a tener en cuenta es el funcionamiento del neumático en condiciones de lluvia, que es donde realmente un buen neumático destaca con nota y donde se ve la peor cara de las ruedas “económicas” de dudosa procedencia. En terreno seco las distancias de frenado se mantienen muy similares en un neumático nuevo o uno usado ya con desgaste, pero es en condiciones de lluvia cuando estas distancias de frenado aumentan proporcionalmente al desgaste de la rueda.

Cuanto mayor es la profundidad de los surcos del dibujo del neumático, mejor será su capacidad de evacuación de agua de la carretera, mientras que cuanto menor sea la profundidad peor resultado dará en evacuación de agua.

Tomando el ejemplo de una frenada en mojado de 100 a 60km/h, un neumático nuevo con 7mm de profundidad de dibujo tarda 50m en frenar el coche. En cambio, si reducimos la profundidad a 5mm la distancia aumenta hasta los 60m. Con 3mm de profundidad se aumenta a más de 65m la distancia de frenado. Si apuramos el dibujo hasta el límite legal de 1,6mm de profundidad, la distancia de frenado la aumentamos hasta los 80m, con el riesgo que esto conlleva.

3) Calidad del caucho

La calidad del caucho usado en la fabricación del neumático es sumamente importante ya que redunda en la adherencia del mismo neumático. Un compuesto muy duro ofrece poca resistencia al avance, por lo que no ofrece el mismo nivel de agarre que un compuesto más blando que de “amolda” mejor al asfalto y provoca más arrastre, o lo que es lo mismo, mejor adherencia.

En el primer caso de un compuesto duro están los neumáticos llamados “ecológicos”, que contribuyen al ahorro de combustible al ofrecer menos resistencia a la tracción. Por contra, sus capacidades en situaciones de frío y lluvia no serán las mismas que un neumático más blando. En el caso de un compuesto blando están los neumáticos deportivos o pensados para condiciones más lluviosas y frías. En este caso el compuesto y el dibujo ayudarán enormemente a mantener el máximo agarre en estas condiciones.

Fuente: centralrecambioriginal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies